Al opinar sobre el rechazo a los recursos de inconstitucionalidad en defensa de la líder de la Tupac, la diputada massista criticó: “Ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática».

Luego de que ayer el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, rechazara dos recursos de inconstitucionalidad presentados por la defensa de Milagro Sala, Graciela Camaño opinó: “Creo que no debe ser liberada”.
A pesar de que distintos organismos internacionales recomendaron dejara la cárcel, la diputada nacional del Frente Renovador, consideró que no tiene que ser así y adjudicó el conflicto en torno a la detención de la jefa de la Tupac Amaru a un «error del Gobierno a través de la Cancillería».

«Yo creo que este tema forma parte de los errores a los que se refería el jefe de Gabinete (Marcos Peña, en el encuentro de ministros en Chapadmalal). Son errores garrafales, usted no puede jugar con una resolución de los organismos internacionales, que por otra parte a partir de la reforma del 94 tienen entidad constitucional con los derechos humanos», criticó en diálogo con el programa El fin de la metáfora, por Radio AM710.

Y se explayó: «Esto quiere decir que Sala ha tenido una excelente defensa internacional, porque ha habido una enorme incapacidad del Poder Ejecutivo de seguir de manera internacional la problemática. Usted no puede tener una denuncia en la Organización de Estados Americanos y no tener la iniciativa de presentarse, de tratar de llevar las pruebas, en fin, todo lo que el Gobierno viene haciendo a la zaga. Viene de atrás, corriendo con los temas que hacen a la causa».

«¿Debería ser liberada?», le preguntaron a la funcionaria de las filas massistas. «No, creo que no. Lo que hacen los organismos internacionales es hacer una recomendación. Usted está teniendo un conflicto que proviene de la incapacidad del Gobierno, pero eso no significa que deba ser liberada, porque además hay que poner las cosas en su lugar”, insistió.

Y planteó: “El problema no está en la causa, está en lo que hizo el gobierno nacional, vía Cancillería, en los organismos internacionales, para que la verdad de este tema se conozca de manera integral. Si puede o no ser liberada, no lo puedo decir, como no lo puede decir nadie. Incluso los que reclaman su libertad. Porque hay una causa penal, un juez competente, o un tribunal, hay fiscales. Tenemos que dejar que la Justicia actúe. No podemos plantarnos a decir es esto lo que está bien, o aquello. Los organismos internacionales son recomendaciones».

En ese sentido, aludía a la Organización de Estados Americanos (OEA), Amnistía Internacional y la CIDH, que en los últimos días manifestaron que Sala, en prisión preventiva en Jujuy acusada de diversos delitos, entre ellos los de «sedición», asociación ilícita y de fraude a la administración pública; debería estar en libertad mientras avanza la investigación.

Fuente: La Razon