El asfalto de Palacios cedió en 2014 y desde entonces está cerrada. Dos años después, se derrumbó otro tramo. Por abajo corre el arroyo Maldonado. Ahora rehacen el entubado y después reasfaltarán.

Tras idas y vueltas por el financiamiento que involucraron reclamos del Municipio de La Matanza por las demoras en los giros para la obra en Nación y Provincia, finalmente esta semana las máquinas volvieron a trabajar en toda la extensión de la avenida Palacios.

Se trata de la calle en la que por abajo corre el arroyo Maldonado y que hace tres años se hundió en medio de una fuerte tormenta. Para colmo, en enero del año pasado también se desmoronó otro tramo de la ancha avenida al 1200, por lo que la Comuna colocó unas defensas para que no se derrumbaran las veredas. Así, en dos tramos de la avenida quedó un río a “cielo abierto” que obligó a cerrarla, generó desvíos de líneas de colectivos y la queja de frentistas que no podían acceder a sus garajes. Ahora, a tres años del primer derrumbe y tras un fuerte reclamo por el mal olor que emana del arroyo, los vecinos ven que se reactivó la obra, que llevará varios meses.

Dividida en dos etapas, finalmente la reconstrucción de 2.200 metros de la avenida Palacios empezó la semana pasada. “Ya están haciendo los cateos para verificar dónde están los caños de agua, gas y otros servicios para avanzar con la reconstrucción del trayecto que se derrumbó el año pasado”, explicó Héctor Turquié, secretario de Obras Públicas de La Matanza.

Este tramo es un sector de unos 80 metros que colapsó entre Alvariños y Cotagaita, y quedó como un gran desagüe a cielo abierto. Mientras buscaban el financiamiento en la Provincia, la Comuna realizó la contención de las márgenes para que no cedieran las veredas. Por más de un año los vecinos convivieron con el olor nauseabundo del arroyo Maldonado y la imposibilidad de circular con el auto.

Ahora, dentro de esta etapa reconstruirán 1.100 metros del conducto que tiene la forma de un huevo (modelo M16), y será reemplazado por uno rectangular (tipo tolva) de una sección más grande.

Dentro de esta segunda etapa, financiada con $ 208 millones que giró la Provincia, avanzarán debajo de la avenida Palacios en el tramo que va desde Atuel hasta Brandsen y desde Brandsen hasta Rincón, debajo de la calle Mármol, que es la continuación de Palacios.

El detalle técnico señala que el entubado tendrá 5,70 metros de ancho y 3,20 metros de alto. “Al terminarlo permitirá absorver más agua de los pluviales y se evitarán los anegamientos”, remarca el funcionario.

“Era hora, hace más de cuatro años que están trabajando. Tiene un poco de atraso. Aparte parece que algo no funciona porque es un desastre el olor a cloacas que hay, y no se puede estar”, comentó el vecino Alberto Enrique en las redes tras el anuncio del Municipio.

La obra tiene un plazo de 450 días y la empresa adjudicataria de la reconstrucción de la avenida Palacios pidió armar otro frente de obra para poder acortar los tiempos. La lentitud se debe a que deben avanzar de a tramos cortos para evitar más desmoronamientos.

A la par de esas 11 cuadras de la segunda etapa que cedieron en enero del año pasado, la Comuna avanza con la primera fase.

Se trata de la que se hundió con la tormenta de abril de 2014, en Palacios al 600. “Aquí también son 1.100 metros, desde el cruce con la avenida San Martín hasta Atuel”, apunta Turquié. Cuando cedió ese pavimento, la Comuna realizó un estudio con cámaras para monitorear todo el entubamiento. Allí descubrió un problema grave en 10 cuadras, y un año y medio después terminó cediendo.

A diferencia de la segunda etapa, el financiamiento es a través de Nación, que aportó $ 105 millones. “Está prevista la reconstrucción con hormigón una vez que se cierre el túnel”, especificó Turquié.

Durante el período de trabajo continuarán los desvíos en el tránsito vehicular y en los ramales de colectivos. “El olor a podrido es insoportable, pero además que esté cortada la avenida es una complicación en el tránsito”, remarca Miguel Angel, empleado en la remisería V&G Viajes.

Luego de por lo menos dos años de discusiones entre las diferentes administraciones, finalmente avanzan paralelamente con 2.200 metros de entubado y en la Comuna adelantan que estudian pedir una tercera y cuarta etapa para continuar con el entubamiento del Arrouyo en otros barrios de La Matanza.

Fuente Clarin